Un nuevo curso sin grupos burbuja ni reglas covid

La principal novedad del curso que acaba de empezar en la Región de Murcia es que este es el año en el que desaparece por primera vez la normativa covid con las únicas recomendaciones de ventilar los espacios cerrados y llevar mascarilla en el transporte escolar

Adiós grupos de burbujas

El curso 2022-2023, que ha arrancado en la Región de Murcia para miles de alumnos, será el primero sin restricciones covid de los últimos años.

De esta forma, en los colegios ya está todo preparado, ya que a falta de un nuevo protocolo sanitario sobre las medidas a adoptar, se están siguiendo las indicaciones ofrecidas por el Ministerio de Educación, del que han desaparecido las referencias a los grupos de convivencia. estable (GCE) que impedía que los alumnos de algunas clases se mezclaran con otros grupos para evitar precisamente la propagación del coronavirus.

Aunque a nivel nacional la última actualización del protocolo del Ministerio de Sanidad, de mayo de 2022, eliminó los grupos burbuja en todos los espacios educativos excepto el comedor escolar, en los centros educativos de la Región de Murcia se mantuvieron los grupos burbuja hasta el Finalizará el curso, en junio, según ha señalado la presidenta de la Asociación de Directores de Centros de Educación Infantil y Primaria de la Región de Murcia, Olga Catasús.

Así que este será el primer curso sin grupos burbuja en las clases y en los comedores escolares comunitarios.

Desde la Consejería de Educación señalan que este curso “estará marcado por la normalidad”, ya que no habrá grupos burbuja, desaparecerán las entradas escalonadas a los centros que se pusieron en marcha para evitar aglomeraciones a la entrada y salida de los colegios, a la vez que se permitirá el uso de los espacios comunes con normalidad, tanto comedores como pabellones y aulas.

Los centros murcianos mantendrán distancias y reducirán aforos durante la comida

La única medida que se mantiene, tal y como establece el Real Decreto 286/2022, es el uso obligatorio de mascarilla entre los alumnos mayores de 6 años en los desplazamientos que realicen en transporte escolar, ya que se equipara al transporte público y tanto en autobús como en autobús. como en taxis, tranvías, metros o aviones, las mascarillas siguen siendo obligatorias en España.

Fuentes sanitarias informan de que por el momento el Ministerio de Sanidad no ha informado a las comunidades autónomas sobre posibles cambios en la normativa y, en este caso, “cualquier cambio tendría que ser consensuado con el resto de comunidades, como se ha venido haciendo a lo largo de todo el pandemia.

Sentido común

Olga Catasús, presidenta de la Asociación de Directores de Centros de Infantil y Primaria de la Región de Murcia. Reconoce que “hay ganas de volver a la normalidad, también por todo el trabajo extra que supusieron las medidas de la covid, y así poder aprovechar y rentabilizar los pocos profesores que tenemos”. Pero insiste en que “por sentido común” seguirán ventilando las aulas y los espacios cerrados, también como medida para rebajar las altas temperaturas que todavía se alcanzan en septiembre en la Región de Murcia.

En esta misma línea se están pronunciando otras comunidades autónomas. El Departamento de Educación del Gobierno Vasco envió un comunicado a los centros escolares informándoles de que ha dejado “sin efecto” el protocolo de medidas contra el covid-19. También en Madrid, se prevé que el nuevo curso escolar comience con normalidad los días 7 y 8 de septiembre tras dos años de pandemia. De esta manera, las clases recuperarán la cotidianidad previa a la pandemia.

El curso con más cambios en los últimos años

El curso escolar, que ya ha comenzado en la mayor parte del país entre el 8 y el 12 de septiembre, supondrá un esfuerzo de profesores y alumnos para adaptarse a los cambios derivados de la última reforma educativa, no exenta de polémica, y a las nuevas Leyes de Protección y Atención a la Infancia. Leyes de Formación Profesional.

Uno de los quebraderos de cabeza de los más de 700.000 docentes no universitarios será implantar los planes de estudio aprobados a principio de curso (lo que se aprende en el aula y cómo hacerlo) en 1º, 3º, 5º de Primaria; 1º y 3º de Secundaria, 1º de Bachillerato y FP. El curso 2023-2024 será el turno del resto de asignaturas y de la nueva prueba de acceso a la universidad.

Se trata de pasar del mero conocimiento enciclopédico a la competencia, sin olvidar los contenidos. Ha sido uno de los aspectos que más polémica ha generado entre algunos grupos políticos y asociaciones de padres de alumnos por entender que la nueva normativa supone un atentado contra la cultura del esfuerzo, además de adoctrinar a los niños a través de los nuevos contenidos que introduce la Ley de Celaá.

Sindicatos, docentes y editoriales de libros de texto también se han quejado de la incertidumbre que se cierne sobre este curso por los retrasos en la publicación de los reales decretos que regulan los planes de estudios, tanto por parte del Ministerio de Educación como de las comunidades autónomas que deben completar los mínimos regulados por Educación.

De hecho, hay muchos profesores que no han prescrito los libros de junio y están esperando a este mes, mientras que las editoriales se han visto obligadas a trabajar con los borradores enviados por los departamentos de educación.

Ocho comunidades han aprobado todos sus decretos autonómicos (Islas Baleares, Extremadura, Cantabria, Castilla-La Mancha, Madrid, Aragón, Valencia y La Rioja) y siete no han aprobado ninguno (Andalucía, Canarias, Castilla y León, Cataluña, Galicia, Murcia y País Vasco).

Por otro lado, el Ministerio de Sanidad prepara un nuevo protocolo anti-Covid en el que la premisa es trasladar a las aulas la situación cercana a la normalidad que también se vive en la sociedad.

Las medidas que, por tanto, se barajan en este sentido, según ha podido saber este diario, apuntan a una mayor relajación respecto a lo acordado en abril de este año, fecha en la que se publicó la última modificación del protocolo escolar, aunque el Se mantendrá la limpieza de Manos y la higiene diaria de todos los niños.

Entre los extremos que contribuirían a relajar las citadas medidas con las que finalizó el año anterior, se apunta la posible supresión de las mascarillas en el transporte escolar, a pesar de que se mantienen en el transporte público.

Leave a Comment