La vacunación internacional va camino de un récord después de la COVID

El área de Vacunación Internacional del Hospital General de Ciudad Real ha vuelto a tener en 2022 las mismas sensaciones y el ritmo de atención al paciente que tenía antes de que el coronavirus paralizara los viajes al extranjero de los ciudadreales. Las cifras continúan la línea ascendente que existía hasta 2019 y, de continuar así hasta agosto, podrían implicar que este año se alcance un número récord de viajeros atendidos en este servicio, con más de 1.500.

La jefa de Medicina Preventiva, Victoria Caballero, explicó que marzo de este año fue el punto de inflexión de la pandemia. Ese mes nos quitamos las mascarillas en el interior y comenzamos un periodo de relajación de medidas contra el coronavirus que animó a los viajeros. «El año empezó muy flojo, acorde a la sensación que teníamos con la pandemia, pero llegó marzo y de 31 viajeros que se veían en enero pasó a 101 en marzo y ya con una tendencia al alza desorbitada, incluso mayor a la que solía darse en prepandemia».

Hay que tener en cuenta que el servicio tiene fluctuaciones, hay menos viajeros en otoño que en verano atendidos, pero en 2019 no hubo un mes en el que se atendieran más de 150 personas en esta zona de la capital, en 2022 hubo son tres meses en los que se ha superado este dato. De hecho, comparando cifras hasta agosto, en 2022 hay 922 viajeros atendidos y en 2019 fueron 880. Hay “una escalada importante” en el número de viajeros en este 2022, explicó Caballero, que destacó los datos del verano meses y que anuncian «un otoño-invierno muy superior a lo habitual en cuanto a frecuencia». En este sentido, el responsable del servicio de Prevención indicó que desde abril se está instalando “una demanda persistente” de los viajeros, que no había antes de la pandemia.

Caballero recordó que el crecimiento de viajeros es una tendencia que se presenta en el servicio desde 2009. El primer año en que funcionó había 778 pacientes en consulta, en 2015 superó los mil y en 2018 llegó a 1.459, récord , de momento, de viajeros atendidos. “Números extraordinariamente altos”, dijo Caballero. Posteriormente, en 2019, la cifra bajó a 1.215, pero la tendencia interanual continúa con un aumento del cinco por ciento de viajeros cada año. “Hubo un descenso en el número de viajeros en la crisis”, truncado por un éxodo de inmigrantes que se produjo en 2013 y 2014, cuando “regresaron a sus países de origen”. Asimismo, hay otras tendencias marcadas como que durante los años de la crisis el número de vacunas recomendadas fue menor, lo que provocó que las personas viajaran a zonas más seguras por cuestiones de salud.

Los que han pedido cita para vacunarse lo han hecho, sobre todo porque iban a ir al Este de Asia, Indonesia o Tailandia, lo que implica viajar en pareja. “También ha habido algunos casos en Seychelles, Kenia o Tanzania”. Además, en los próximos meses podría haber un aumento de personas que viajen a zonas de Sudamérica, inmigrantes que van a ver a su familia con la proximidad de la Navidad. “Por lo general, viajan en épocas fuera del verano”.

Dos meses antes.

Para ser atendido en este servicio, apuntó Caballero, lo ideal es pedir cita en el servicio de Vacunación Internacional “con dos meses de antelación”. “Solíamos decir un mes, pero ya no podemos ofrecer ese consejo porque nos está costando mucho conseguir citas debido a este aumento en la demanda”, dijo. Ahora mismo, de hecho, hay agenda abierta en primaria, puedes pedir cita con los administradores del centro de salud. A partir de ahí, se hará una primera consulta telefónica, “una herencia de la etapa de pandemia”, y, posteriormente, “se les cita para que se vacunen en enfermería”.

Caballero ha señalado que la vacunación internacional es solo una parte del servicio que ofrece el área de Prevención del Hospital General de Ciudad Real. Así como nuevas alertas como la de “viruela del mono”, en el servicio de Prevención, que obligan a incorporar al protocolo nuevas vacunas que se considere oportunas.

Tifoidea y hepatitis A

La fiebre tifoidea es una de las vacunas más prescritas por el servicio internacional de vacunación. “Vivimos en un país con seguridad alimentaria, pero hay países con mayor riesgo que el nuestro”. Por ejemplo, en Europa hay una baja prevalencia y en otras zonas como Latinoamérica, centro o Asia y África hay una alta prevalencia de riesgo de esta enfermedad, explicó Caballero. Una segunda de las vacunas más utilizadas es la Hepatitis A, que se utiliza en África y América del Sur, según el país.

Hay escasez de vacunas y eso implica que cuando hay muchos viajes a una zona en una campaña surgen dificultades, el problema es que el viajero “se va a ver obligado a tenerla para el paso de frontera”. Por esta razón, se recomienda acudir al servicio con tiempo.

Además de las vacunas, hay un aspecto más que hay que tener en cuenta en esta labor de prevención y es el tiempo de estancia. “Cuando hay viajeros que van a zonas de alto riesgo y van a estar mucho tiempo, a veces no vale la pena dar un tratamiento continuo y preventivo, sino reservarlo para momentos de mayor riesgo”. En este sentido, surgen recomendaciones para el tratamiento de emergencia y tratar la enfermedad cuando se presente. “Es recomendable para cooperantes o personas que vayan a estar en una situación de alto riesgo”. Este año hay una persona que ha recibido tal tratamiento para la malaria.

Leave a Comment