La estrategia china contra el covid afecta al 75% de las firmas europeas, dice grupo empresarial

Un trabajador de la salud toma una muestra para una prueba de covid en Shanghái, China, el 17 de agosto de 2022. afp_tickers

Este contenido fue publicado el 21 de septiembre de 2022 – 05:27

(AFP)

La “inflexible” e “inconsistente” política de COVID-0 de China está paralizando la operación de las empresas europeas en ese país, advirtió este miércoles una organización empresarial.

El informe de la Cámara de Comercio de la Unión Europea en China es la última declaración de la comunidad empresarial extranjera sobre el impacto negativo de las duras restricciones de Pekín, que aíslan al país en el escenario internacional.

China es la última economía importante en mantener una estrategia de erradicación de brotes de virus a través de una combinación de bloqueos, pruebas masivas y cuarentenas extensas.

A pesar de provocar el cierre de negocios y la interrupción de la cadena de suministro global, el presidente chino, Xi Jinping, ha declarado que el enfoque chino es el camino más “barato y efectivo”, y no hay señales de que se relajará.

La cámara europea, que agrupa a más de 1.800 empresas europeas en China, dijo en un documento que la estrategia covid cero y su “incertidumbre masiva” han tenido un “impacto negativo” en el 75% de las operaciones de sus miembros.

“El entorno de negocios en China seguirá siendo impredecible mientras persista la amenaza del confinamiento”, advirtió la entidad, que calificó la política anti-Covid de “inflexible y aplicada de manera inconsistente”.

Agregó que la situación llevó a una cuarta parte de las empresas del grupo a considerar sacar sus inversiones actuales o planificadas fuera de China, el nivel más alto en la última década.

A pesar del gran potencial de crecimiento de China, “el compromiso de las empresas europeas (de permanecer en China) ya no puede darse por sentado”, según el informe.

China redujo en junio la cuarentena obligatoria para los viajeros que llegan del extranjero de 21 a 10 días, pero la falta de vuelos y el alto costo de los boletos son un obstáculo para viajar.

El cierre casi total de las fronteras desde 2020 ha acelerado el éxodo de europeos, y los que quedan están más aislados que antes, según el informe.

En un preámbulo del documento, el presidente de la cámara europea, Joerg Wuttke, escribió que “el resto del mundo en general ha reanudado los niveles de ‘normalidad’ previos a la pandemia, mientras que China sigue reacia a abrir sus puertas”.

Agregó que las empresas europeas “necesitan a China para alcanzar su enorme potencial económico”.

Leave a Comment