“Khosta-2″: así es el virus similar al COVID descubierto en murciélagos rusos

Un virus muy similar al SARS-CoV-2 de Wuhan (China), descubierto en murciélagos rusos y que resultaría ser inmune a las vacunas actuales. Las proteínas de este virus recién descubierto, conocido como “Khosta-2″, sería capaz de infectar células humanas.

Es un virus perteneciente a la sarbecovirus, que es un subgénero de Betacoronavirus (uno de los géneros de Coronavirus). Es un subgénero que incluye SARS-CoV y SARS-CoV-2. En un estudio publicado en la revista ‘Patógenos PLoS‘, un grupo de científicos de la Escuela de Salud Global Paul G. Allen de la Universidad Estatal de Washington determinó que este virus también es resistente al suero de personas vacunadas contra el COVID-19.

Por otro lado, Michael Letko, virólogo de WSU y uno de los principales autores de la investigación, argumentó que sarbecovirus “representan una amenaza para la salud mundial y campañas de vacunación” contra el SARS-CoV-2. De hecho, los autores mencionaron en su publicación que la propagación de sarbecovirus de animales a humanos “condujo a brotes del síndrome respiratorio agudo severo SARS-CoV y la actual pandemia de COVID-19”.

A diferencia de la versión anterior (Khosta-1), que suponía un riesgo bajo para los humanos según el estudio realizado conjuntamente por la ecologista Stephanie Seifert y la inmunóloga Bonnie Gunn, Khosta-2 presentaba “características preocupantes”. Los investigadores encontraron que este virus usaría su proteína espiga para infectar células. Una infección producida como resultado de la unión con el proteína receptoraque es la enzima convertidora de angiotensina 2, conocida como ACE2.

Para comprobar su potencial, los investigadores analizaron tanto el suero de personas vacunadas contra la COVID-19 como el suero de personas infectadas con Omicron. Ninguno de los anticuerpos investigados demostró ser efectivo. “Los pseudotipos virales con un pico recombinante de SARS-CoV-2, que codifica la proteína Khosta 2 RBD, fueron resistentes tanto a los anticuerpos monoclonales de SARS-CoV-2 como al suero de personas vacunadas contra el SARS-CoV-2. 2″, subrayaron.

A pesar de todo esto, Letko explicó que este nuevo virus descubierto “carece de algunos de los genes que podrían estar implicados en la patogenia en humanos”. Asimismo, también recogió el estudio de que, aunque se han descubierto cientos de sarbecovirus en murciélagos asiáticos, la mayoría “no son capaces de infectar células humanas”.

Sarbecovirus y la necesidad de impulsar una vacuna

Por otro lado, los autores de la investigación abordaron el tema de la necesidad de promover una vacuna universal que proteja a los humanos contra los sarbecovirus. “Hay grupos tratando de idear una vacuna que proteja no solo contra la próxima variante del SARS-2, sino para protegernos contra sarbecovirus en general. Necesitamos ampliar el diseño de estas vacunas para proteger contra todas ellas”, dijo Letko.

Junto al Organización Mundial de la Salud (OMS) Mencionó en su sitio web que “nuestros hallazgos muestran que se subestiman la distribución natural de los sarbecovirus y las oportunidades de recombinación a través de la coinfección de huéspedes intermedios”. También remarcó que el la prevención de la transmisión del SARS-CoV-2 a los murciélagos “es fundamental con la actual campaña mundial de vacunación masiva contra este virus.

Leave a Comment