Holanda goleó 4-0 a Argentina en la mayor demostración de ‘fútbol total’

Muchas veces en el fútbol es cierto el dicho de que no siempre gana el mejor, y prueba de ello es lo que pasó durante el mundo de Alemania 1974, una edición en la que la selección holandesa, dirigida por Rinus Michels, pero comandada sobre el terreno de juego por Johan Cruyff, se quedó al borde de proclamarse campeona del mundo a pesar del deslumbrante juego que mostró durante todo el Mundial.

Detrás de la primera fase en la que Holanda claramente prevaleció sobre Uruguayempató con Suecia y venció de manera convincente a Bulgariala escuadra de Johan Cruyff, Johan Neeskens y compañía se convirtió en una de las favoritas para alzarse con el título.

fue asi En la segunda fase, el equipo de Rinus Michels quedó emparejado en un grupo en el que parecía más que complicado por la presencia de selecciones como Brasil, Argentina y Alemania Democrática.sin embargo, los tres fueron víctimas de la mayor demostración de fútbol en la Copa del Mundo celebrada en suelo alemán.

La demostración del ‘fútbol total’ en su máxima expresión

El 26 de junio de 194, El Parkstadion de Gelsenkirchen fue testigo del espectáculo holandés de Cruyff y sus compañerosporque tras llegar invicto a la primera fase, el sueño seguía intacto y la nueva prueba era Argentina, una escuadra que se clasificó segunda de su grupo y aspiraba a grandes cosas.

Sin embargo, esa noche en Gelsenkirchen, la demostración de los holandeses fue la verdadera definición del fútbol ‘total’, pues con un contundente 4-0, incluso en el que destacó un doblete de Johan Cruyff, emprendieron un camino que les llevaría a la final del certamen.

Ni el intenso diluvio que cayó en ese encuentro detuvo la máquina holandesa de Michels, que aprovechó las condiciones del campo para jugar su mejor fútbol y cautivar a los miles de espectadores en el estadio y a los millones de espectadores en todo el mundo.

En el minuto 11, Cruyff abrió el marcador tras un gran servicio de Van Hangem. A partir de ese momento, sólo hubo un equipo sobre el terreno de juego, que amplió la ventaja a los 24 minutos tras un potente disparo desde fuera del área de Ruud Krol. Ya en el segundo tiempo con lluvia más intensa, Argentina desapareció por completo y En el 74 cayó el tercer gol holandés tras una mágica asistencia de Cruyff a Johnny Rep.

Ahora para poner la cereza en el pastel, Cruyff fue el encargado de cerrar el marcador en el minuto 91 con una extraordinaria definición tras un rechace del portero argentino Carnevaliquien tuvo una noche para olvidar para una nación argentina que, sin saberlo, tendría su revancha cuatro años después contra la ‘Naranja Mecánica’.

Tras el triunfo holandés, La escuadra de Rinus Michels continuaría su racha invicta hasta la final, sin embargo, en el partido decisivo terminó perdiendo ante Alemania Occidentaluna escuadra que con 2-1 ganó su segundo Mundial.

Leave a Comment