¿Está cerca el final de la pandemia de covid? Esto es lo que opinan los expertos asturianos

El patio de recreo pandémico se dirige al otoño en un estado de agitación y controversia. Por un lado, el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha declarado que el mundo “nunca ha estado tan cerca del final de la pandemia de covid-19”, después de que la semana pasada se registrara el menor número de Las muertes por coronavirus se registrarán a partir de marzo de 2020.

Muy poco después de esta explosión de optimismo ha llegado un jarro de agua fría: un artículo de la prestigiosa revista médica “The Lancet” concluye que, durante los dos primeros años de la pandemia de covid, la mayoría de los gobiernos no estaban preparados, eran demasiado lentos. para responder a la crisis y prestó poca atención a los más vulnerables. Una suma de fracasos -añaden los autores del estudio- que en total ha costado 17,1 millones de vidas, muchas evitables.

Este trabajo de la revista médica británica ha generado polémica. La propia OMS respondió ayer que en este nuevo informe de la Comisión Lancet hay “omisiones clave” y “malas interpretaciones” sobre la gestión de la pandemia del coronavirus. Y es que, según el citado estudio, los fallos globales y generalizados en la respuesta a la enfermedad no solo provocaron millones de muertes evitables, sino que revirtieron los avances hacia los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU en muchos países.

Las alusiones son directas. El artículo de la publicación en inglés destaca que “las demoras de la OMS en declarar una emergencia de salud pública de importancia internacional y reconocer la transmisión aérea del SARS-CoV-2 coincidieron con la falta de cooperación y coordinación de los gobiernos nacionales en cuanto a protocolos de viaje, pruebas estrategias, cadenas de suministro de productos básicos, sistemas de informes de datos y otras políticas internacionales vitales para reprimir la pandemia”.

En este sentido, la OMS contraargumenta que el informe “no transmite el arco completo de la respuesta inmediata, plurianual y salvavidas” que ha llevado a cabo desde el principio, destacando fechas clave como el 30 de diciembre de 2019, el momento en el que se recibieron las primeras alertas de casos de neumonía de causa desconocida en Wuhan (China), o el 12 de febrero de 2020, cuando se llevó a cabo un foro mundial de investigación e innovación sobre el nuevo virus para hacer un balance de lo que se sabía sobre el nuevo coronavirus y fijó la agenda a seguir.

El informe “The Lancet” ha sido elaborado por 28 expertos mundiales en políticas públicas, gobernanza, epidemiología, vacunación, economía, finanzas internacionales, sostenibilidad y salud mental. El documento critica las respuestas nacionales a la pandemia. Varios gobiernos europeos “no tenían la intención de suprimir la pandemia, sino solo de frenar la circulación del virus”. Algunos países de Europa occidental, incluidos Bélgica, Francia, Alemania, Italia y Reino Unido, señala el texto, “vieron muchos contagios en los momentos iniciales de la pandemia, muchas personas infectadas llegaron desde China en enero y febrero de 2020”. Y hubo “pocas pruebas en las primeras semanas”, denuncian los expertos.

Volviendo a las declaraciones del director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus señaló que “todavía no estamos ahí, pero el fin de la pandemia está a la vista”.

¿El jefe de la OMS es un pecado de optimismo? Según Daniel López Acuña, médico epidemiólogo y ex alto directivo de la OMS afincado en Asturias, lo que ha dicho Tedros Adhanom Ghebreyesus es: “No bajemos la guardia, no desfallezcamos en el esfuerzo. Si el esfuerzo decae, la incidencia recogerá nuevas variantes más contagiosas y más amenazantes que pueden escapar a la eficacia de la vacuna”. “Creo que su retórica no fue la más afortunada y puede llevar a la confusión, pero el mensaje hay que leerlo claro: ‘La pandemia no ha terminado’”, agregó Acuña.

Por su parte, Pedro Arcos, catedrático de la Universidad de Oviedo especializado en medicina preventiva y epidemiología de las emergencias y catástrofes, diagnostica: “La séptima ola ha pasado en los países desarrollados. Esta pandemia con estas variantes se puede dar por acabada, pero nada nos asegura”. que mañana no aparece una nueva variante”. El profesor Arcos destaca que las declaraciones del director general de la OMS incluyen algunas ideas muy útiles, entre ellas “la importancia decisiva de crear un conjunto mínimo de capacidades para cada país en términos de vigilancia epidemiológica y respuesta de salud pública, ya que el nivel lo marca el país”. con menos recursos”.

En relación al reportaje de ‘The Lancet’, Pedro Arcos lo valora positivamente, pero plantea matices: “El documento está bien. Pero lo que dice de España de que la clave no era cerrar los vuelos desde China no me parece muy exacto para mí cuando se inicia un proceso de esta naturaleza no se lo contiene cortando los vuelos a China. Eso es desconocer por completo la gestión del covid que se hizo en España”.

Leave a Comment