Covid-19: El caso del hombre que sigue aislado después de 2 años desde que comenzó la pandemia

Rafael es un habitante de Rio de Janeiro, Brasilquien desde 2020 ha extremado las precauciones para COVID-19 y ha seguido la recomendaciones de higiene emitidas por las autoridades para evitar un contagio.

Y es que su caso es similar al de miles de personas, para quienes la confinamiento no terminó con la reapertura de los espacios públicos, sino que se extendió por dos años más, debido a la miedo al virus

Rafael cambió su vida por completo, pues dejó de salir para hacer actividades sencillas como ir al Supermercadohacia Centro comercial o para pasear por un lugar público.

Miles de personas generaron una fobia social. | FOTO: Pexels

Su testimonio fue un alivio, porque su casa ha sido prácticamente un prisión y sus miedos han intensificado por permanecer tanto tiempo confinamiento y en previsión de la evolución de la pandemia.

Entre los objetos que guarda hay decenas de botellas de alcohol que ha utilizado para desinfectar diversos objetos, además de los pelo que ha caído durante este tiempo.

Rafael tiene 38 años y antes de la pandemia ya había iniciado una tratamiento psicológico mientras trabajaba como persona de libre dedicación apoyar a alguien con autismoque ayuda con varios formalidades.

El aislamiento fue una medida para prevenir el contagio. | FOTO: Pexels

Su vida cambió

Con la aparición del Covid-19, Rafael implementó un sistema para sus visitantes, así como para pedidos de comida y farmacia, para evitar Contacto o que sus familiares entren más en su casa.

Su preocupación por la higiene aumentó a tal grado que puse la comida que pedí de un restaurante de nuevo en el horno para el miedo que tenía el virus, hasta llegó a quémalo por dejar que se caliente más tiempo.

Vacunarme fue un problema porque tenía miedo capturasin embargo sus familiares ayudaron a que esto fuera posible, cuidando todas las medidas necesarias para que se sintiera seguro, en diciembre de 2021 dos enfermeras de una clínica local acudieron a la casa de Rafael para vacunarlolos recibió con ropa especialel que usan los científicos que están en alto riesgo de contagio.

El miedo al contagio ha sido más fuerte en algunas personas. | FOTO: Pexels

Rafael afirma que la pandemia no ha terminado y se niega a salir hasta que el número de muertos por Covid-19 esté entre cinco y diez. Además, estaba a punto de iniciar una tratamiento psiquiatrico para mitigar el ansiedadsin embargo, la idea de que un complicación derivados de los medicamentos le hicieron acudir a urgencias le hicieron desistir del tratamiento.

Así hay más casos, que tienen un elemento en común, el miedo Y actitudes repetido en una situación estresante, sin embargo, no todo está perdido, ya que es un comportamiento que se puede tratar con terapia y comprender la nueva normalidad y realizar actividades que aporten seguridad al salir de nuevo, ya que cada contexto es diferente porque mientras había quienes veían el encierro como un oportunidadotros lo enfrentaron como un amenaza.

SIGUE LEYENDO:

Covid-19: otro síntoma podría afectar a los ya recuperados de la enfermedad

Covid-19: estudio revela qué tan precisas son las pruebas caseras de antígenos

Leave a Comment