3 consejos para mantener los dientes y encías sanos durante el verano

Es el momento de las comidas al aire libre, las piscinas y mucho sol; es el momento de crear recuerdos que duren toda la vida. Estas son las cosas en las que típicamente piensa la gente cuando piensa en el verano. Aunque el verano es el momento de la relajación, también es importante no descuidar los dientes, las encías y la boca. Para asegurarte de que uno de tus recuerdos no sea una visita de emergencia al dentista, aquí tienes unos cuantos consejos de la clínica dental Urbina que te ayudarán a divertirte bajo el sol, a la vez que mantienes tus dientes y tu boca sanos.

Seguridad en la piscina

¿Sabías que darse un chapuzón en la piscina puede afectar a tu sonrisa? Las investigaciones han demostrado que si te expones a los productos químicos de las piscinas durante largos periodos de tiempo, el cloro puede decolorar tus dientes. Un alto nivel de pH en el agua descompone las proteínas de la saliva, lo que tiñe los dientes de un color marrón.

Si el pH de la piscina es alto, el agua también puede ablandar el esmalte de los dientes, lo que aumenta el riesgo de sufrir caries y daños. Afortunadamente, puedes prevenir esto con limpiezas dentales regulares y tratamientos de flúor. También es importante usar gafas cuando nades, porque nadar con los ojos cerrados significa que podrías nadar hacia el lado de la piscina, de cara, y dañar tus dientes.

Alimentos y bebidas de verano

Es probable que estés planeando organizar y/o asistir a muchas fiestas y barbacoas de verano, lo que significa que habrá muchas comidas de fiesta, incluyendo golosinas azucaradas y otros alimentos que pueden dañar tus dientes. Las bebidas veraniegas, como las deportivas, la limonada, los refrescos y las bebidas alcohólicas, contienen azúcares y ácidos que pueden ablandar el esmalte dental. Aunque es importante cepillarse los dientes, estas bebidas ablandan el esmalte y cepillarse mientras el esmalte está blando puede causar más daño, por lo que es mejor esperar al menos una hora antes de cepillarse.

Algunos alimentos, como las mazorcas de maíz y las carnes con hueso, también pueden dañar los dientes, por lo que debe considerar la posibilidad de retirar las mazorcas de maíz y la carne del hueso antes de comer, y tener a mano hilo dental para los momentos en que no sea posible cepillarse. Es difícil evitar por completo todos los dulces que llegan con el verano, pero recuerda que la moderación es la clave, así que limita tu consumo de caramelos y helados.

Protege tus dientes

Lo primero que muchos niños, así como los adultos, quieren hacer cuando llega el verano es salir a montar en bicicleta, patinete, monopatín y vehículos todoterreno. Desgraciadamente, los traumatismos dentales provocados por las caídas son frecuentes durante el verano, por lo que es muy importante llevar un casco, pero también es importante utilizar un protector bucal para proteger los dientes.

Otra forma común de acabar con un diente astillado o roto es por usar los dientes como herramientas. Aunque puede parecer una solución rápida utilizar los dientes para abrir bolsas, envoltorios o botellas, puede dañar considerablemente los dientes y las encías. Utiliza las herramientas adecuadas, no tus dientes.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *